Quiero fundar un Santuario

Hay gente en la Tradición Correlliana con pasión por la enseñanza y que tiene muy buenas habilidades como docente. Si eres una de esas personas, es muy posible que desees fundar un Santuario, un pequeño grupo en el que impartir clases de Primer Grado de Wicca Correlliana. 

¿Por dónde empezar? A continuación se detallan una serie de pasos a seguir para garantizar la autorización para fundar el Santuario y obtener el reconocimiento oficial del mismo por parte de la Tradición Nativista Correlliana.

1. Planificación inicial
Fundar un Santuario no debe ser fruto de un arrebato de inspiración o por simple capricho. Esto es un compromiso serio, ya no sólo con la Tradición, sino con los futuros alumnos que tendrás a tu cargo. Por ello, es necesario realizar una intensa y profunda planificación inicial, la cual puede durar semanas e incluso algunos meses.

Lo primero es decidir qué tipo de Santuario quieres formar. Un Santuario Witan es un grupo fundado con el objetivo de crear un Templo en un futuro. Todos los Templos Correllianos tienen que pasar un año al menos como Santuario Witan antes de ser reconocidos oficialmente como Proto-Templos, y después pasar otro año más hasta ser considerados Templos en funciones.

La Tradición Correlliana también contempla dos posibilidades más, el Santuario Personal y el Santuario Formal. El Santuario Personal es la expresión personal de la espiritualidad del Guardián del Santuario. Es, en esencia, un centro de culto privado mantenido por un miembro individual de la Tradición Correlliana, ya sea de la Corte Externa o Interna de la misma. Por otro lado, el Santuario Formal se establece para llevar a cabo un determinado proyecto concreto, ya sea de naturaleza divulgativa, social o caritativa. La diferencia respecto a un Santuario Personal es que un Santuario Formal está dedicado a un proyecto específico. Puedes leer más acerca de los tipos de Santuario aquí.

Una vez elegido qué tipo de Santuario vas a fundar, es necesario elegir un nombre. Muchos adoptan el de la que será la Deidad Patrona del Santuario, aunque puedes poner el nombre que tú quieres, siempre que no coincida con ninguno de los ya existentes. Hay tantas posibilidades como ideas te vengan a la mente. Tú decides.

A continuación, deberás diseñar cómo será la metodología docente y la forma de trabajar de tu Santuario, algo de extrema importancia y que deberías realizar cuidadosamente. Pese a que en todos los Santuarios y Templos se enseñan los mismos contenidos, cada uno diseña el proceso de aprendizaje a seguir por el alumnado, añade contenidos complementarios, crea su propia batería de ejercicios, diseña sus exámenes o realiza las clases de forma diferente a los demás. En resumen, debes preguntarte: ¿qué es lo que va a diferenciar a mi Santuario de los demás? ¿Cuál va a ser mi enfoque metodológico? ¿Cómo voy a darle mi propio toque a las enseñanzas que imparta a mis alumnos? Es muy importante reflexionar acerca de todo esto antes de seguir adelante. Si necesitas ayuda durante esta fase de planificación, puedes consultar con tu mentor o mentora para más información, consejos e ideas.

2. Requisitos imprescindibles
Puesto que como cabeza del Santuario asumirás el rol de mentor, es estrictamente necesario que todos aquellos que deseen fundar uno tengan como mínimo 18 años y, al menos, el rango de Primer Grado.

Si eres Primer o Segundo Grado, e incluso si estás estudiando tu Tercer Grado, el Santuario deberá estar bajo el imperio de otra persona. Esto significa que, aunque tú estés al mando de todo lo que acurra en tu Santuario, debe haber una persona de Tercer Grado supervisando que tu trabajo se lleve a cabo correctamente y sin problemas. Si así lo deseas, puedes elegir bajo el imperio de quién estar, ya sea por motivos de confianza, de cercanía, o simplemente porque esa persona ha sido tu mentor o mentora durante tus estudios. Si no tienes a nadie a quien pedírselo, se te asignará automáticamente bajo el imperio de Lord Don, el actual Canciller de la Tradición.

Por último, tu Santuario necesitará un emblema (sigil en inglés). Esto es un pequeño símbolo dibujado en un patrón circular, el cual será la seña de identidad del mismo. Reflexiona y elige bien la simbología de tu emblema y después dibújalo. Como necesitarás colgarlo en la página del Santuario, es recomendable que lo escanees y lo digitalices, o bien que lo realices directamente a ordenador.

3. Charter Application
Por último, deberás rellenar en inglés la Charter Application (Carta de Solicitud) y enviársela conjuntamente vía email a Lady Anna y Lord Don, cuyas direcciones son witanherald@gmail.com y donlewishp@aol.com

Puedes descargar la Charter Application para fundar un Santuario Witan aquí. Si deseas fundar un Santuario Personal o Formal, escribe un email a Lady Anna (witanherald@gmail.com) solicitándole la carta de solicitud para tu modalidad del Santuario. 

Si todo está en orden, en menos de una semana habrás recibido respuesta.

4. Trabajo posterior
Una vez concedido el permiso, deberás ponerte manos a la obra. Es muy útil crear una página en Facebook para darte a conocer, y también crear una página web o blog en la que pueda encontrarse toda la información acerca del Santuario que pueda resultar de interés para futuros estudiantes y miembros: Nombre del santuario, emblema, metodología docente, cursos ofertados, una breve descripción de ti mismo, enlaces de interés…

Cuando tengas tus primeros alumnos, comienza el trabajo sin retorno. Asegúrate de garantizar una enseñanza de calidad, resolver todas sus dudas e interesarte por ellos de vez en cuando para analizar su progreso. Además de mentor, muchas veces adoptarás el rol de consejero espiritual, resolviendo posibles problemas y dudas relacionadas con el Arte y dando apoyo, ideas y soluciones. 

Además, como cabeza de Santuario, deberás enviar un informe anual antes de la Lustración de los Ancestros, en primavera, con la información requerida en el mismo. Este informe recoge diversos aspectos acerca del funcionamiento del Santuario, así como de los miembros que lo forman.

Recuerda que, sea del tipo que sea, un Santuario es un coven en el que se llevan acabo muchas más actividades además de la docencia. Si lo que deseas es tener un grupo exclusivamente para impartir clases, entonces debes solicitar un Grupo de estudio.

Como ves, esto es una tarea que requiere tiempo, esfuerzo, dedicación y compomiso. No debes fundar un Santuario a la ligera, así que antes de comenzar todo el proceso, pregúntate honestamente si realmente estás preparado y dispuesto para ello.

1 comentario: